viernes, 26 de julio de 2013

Ciao, Andrea




Imagino que todos los amantes del motor sabéis lo que pasó el pasado domingo mientras se disputaba la carrera de World Supersport en Moscow Raceway. Pero la mayoría de seguidores de mi blog no están interesados en las motos así que voy a explicarlo brevemente, ampliando también información para los fans de las dos ruedas. Creo que puede ser interesante, porque desgraciadamente no todo es como creeis, no, los pilotos no son niños de papá, mimados, ricos, que no hacen nada.

Durante la primera vuelta de la carrera de WSS en Moscú hubo una caida y falleció Andrea Antonelli, un chico italiano de 25 años que perseguía su sueño, que vivía por una pasión.

Leí un comentario muy feo por alguna web, de alguien que no debe tener ni idea de lo que es la vida de piloto, llamemos...desconocido. No todos los pilotos cobran millones de euros por correr, no no.  La gran mayoría PAGAN para poder correr, muchos de ellos tienen que dejar de correr porque ya no tienen dinero, ves a saber cuantas promesas se han perdido por falta de patrocinio, o de enchufe. Sus padres dejan de trabajar para ir de fábrica en fábrica, de empresa en empresa, para conseguir patrocinadores. Imaginaros ahora, con la crisis que hay, lo difícil que es que alguien te de algo, si no tienen dinero ni para pagar a los trabajadores. Volviendo al comentario que leí, en una web italiana, decía algo como “bueno, él corre porque cobra un montón de dinero, y todos los accidentes laborales que hay?. Y allí es donde me empiezo a estresar, y ese estrés aumenta y aumenta hasta que me pongo a llorar y pienso ¿en que mierda de sociedad vivimos?.

Pero sí, vivimos en un momento en que lo queremos todo servido en bandeja, con un “intro” en el pc creemos que tenemos toda la información y lo que leemos es la única verdad. Y eso es culpa del periodismo actual, que solo cuenta lo que la gente quiere leer...lo que le interesa a la gente...O quizás no es así...y es que la gente como solo lee eso, no saben que existen otras verdades... Porque Antonelli en su twitter tenía poco más de 800 followers, y tras su muerte empezaron a aumentar..y ahora tiene 3118!!!(casi 4 veces más!). Somos unos hipócritas...¿os parece normal? ¿Tiene que morirse uno para ser famoso? ¿tiene uno que morirse para que hablen de él por la TV, en los diarios, en las revistas? Si los periodistas se dedicaran a hablar un poco de todos los pilotos, ya sean primeros, ya sean últimos, quizás las cosas no serían así, sería más fácil encontrar patrocinadores, más gente seguiría a todos los pilotos y no veríamos comentarios indeseables como el de esa persona. La gente conocería la verdad del motociclismo, conocería los sacrificios que los pilotos, desde niños, realizan para poder intentar realizar un sueño.

No todos los pilotos cobran, no todos los pilotos corren para ganar dinero..la mayoría de los que he conocido yo no han cobrado, dedican toda su vida para trabajar gratis, es más, para pagar para poder trabajar. Tu, que miras las carreras sentado en el sofá, ¿te permites el lujo de criticar a los pilotos? ¿Pagarías tu más de 100.000 euros para poder trabajar? Piensa en eso, y luego atrevete a decir “este piloto es malisimo”, “no ha ganado nunca nada” “nunca llegará a ser algo”. Lo que separa el primero del último son segundos, cuenta un segundo y luego di, uffff es muy malo. Un segundo eh...es muy poco. ¿Qué eres capaz de hacer tu en un segundo? Los pilotos son todos muy buenos desde el primero hasta el último, se merecen respeto por lo que hacen, por como lo hacen, por las condiciones que tienen, por lo que arriesgan. Para ellos ir en moto es una droga, no pueden parar.

En Rusia, el equipo de Antonelli compartía box con el nuestro. Llegamos el jueves a las cuatro de la madrugada al box (era el primero, o el último, no lo sé). Cuando entramos dentro para hinchar nuestra cama, vimos que el box de Go Eleven también estaba lleno de camas. No hicimos demasiado ruido para no levantarlos y nos pusimos a dormir. En esa carrera también compartimos Hospitality, su equipo estaba al lado de nuestra mesa. El domingo salía cuarto, mi novio quinto, estaba a nuestro lado. Sus últimos momentos. Uffff...que díficil de hacerse la idea, en serio. Pararon la carrera y yo, no se porque, no miré las imágenes, vi la caída, todo de cosas volar, pero mi mente quiso ignorar la situación, incluso a Alex le dije, mientras comíamos, tendrán una moto de recambio para que pueda correr, no? Después Alex fue al box y yo hacía el camión. Al cabo de poco volvió con los ojos llorosos y me dijo “È morto”. Yo, que continuaba ignorando la verdad, dije ¿Como? ¿Quién?. Él me contesto “Antonelli è morto”. Mierda...mierda...No podía ser, de hecho, yo le dije que era imposible que lo habría entendido mal, fui al box y sentí los lloros de sus mecánicos, pero seguía sin creerlo. Por whats app me decían que no estaba muerto, que lo estaban reanimando, que se lo llevaban con helicóptero. Naturalmente preferí creerme esa opción y fui a Alex y le dije mira que no, que no está muerto. Pero si, lo estaba. Y no voy a entrar en polémicas de televisiones, de que si el circuito, de que si el tiempo. No, coño, no. Joder. FUCK!

Fui a la sala de prensa, para que allí me dijeran mira mira que se han equivocado, que está bien. Pero estaba lleno de cámaras, iban a realizar el comunicado oficial. Estaban todos allí, esperando donde el día anterior él estaba allí sentado, mirando los tiempos, convencido de que su primer podio, su primera victoria, estaba a punto de llegar. Después de las sesiones suelo ir a buscar los tiempos, en muchas ocasiones me lo encontraba y nos decíamos “ciao”. Era muy bueno, tenía mucho talento y con su Kawasaki privada lo estaba haciendo muy bien. El año pasado también realizó un gran campeonato. Me encantaba verlo en carrera, me acuerdo de una lucha “cuerpo a cuerpo” con Scassa. Además, era muy bueno en agua. O mejor dicho, en agua su potencial real no estaba “tapado” por la carencia de potencial de su moto. Otro de los errores de los periodistas “este va muy bien en agua”. No, no...son buenos tanto en agua como en seco, pero quizás en agua lo tienen más fácil porque en esas condiciones la diferencia entre motos no es tan grande, y tienen más...vamos a decir “cojones” para ir rápidos, tienen que aprovechar esas ocasiones para destacar y para que se fijen en ellos.

¿Porque? Una vez más la muerte se llevaba un chico lleno de vida que vivía para poder correr, que estaba realizando su sueño.

Creo que ya estoy desvariando en mi blog, pero es muy difícil expresar los sentimientos. Rabia, hipocresía, impotencia, desconocimiento, criticar sin conocer, no valorar el esfuerzo de los demás. Deberíamos cambiar y documentarnos al completo antes de atrevernos a criticar.

Ayer al mediodía, en un telediario de Italia1 explicaron la realidad del motociclismo, dijeron que la mayoría de pilotos tienen que pagar para poder correr. Y eso tendría que cambiar, no es justo que estos chicos tengan que pagar, no es justo de que no cobren por hacer su trabajo. Repito, los periodistas podrían ayudar, hablando más de ellos, a encontrar patrocinadores, porque si dedicaran espacio a todos los pilotos los patrocinadores irían con todos, y no solo apoyarían al más famoso (que entre otras cosas, no debe ni de necesitar apoyo económico). Porque no regalar un poco más de visibilidad a todos? ¿Porque no reconocer el esfuerzo de todos y cada uno de los protagonistas?¿porque no dar a conocer a la gente antes de su muerte? Nosotros somos el presente, lo podemos modificar. Periodistas, está en vuestras manos la opinión de la gente, está en vuestras manos la gloria de los pilotos. Respetarlos, hablar de ellos. Sin ellos no tendríais trabajo, sin TODOS ELLOS, desde el primero al último, porque dudo que un campeonato del mundo sería interesante con tan solo dos pilotos, ¿no?. Respeto, respeto es lo que se merecen. Por hacer lo que hacen en las condiciones que lo hacen. Si vosotros los respetáis, a todos y cada uno de ellos, los aficionados los respetarán, conocerán la realidad, los apreciarán, y este mundo que tanto amamos, el mundo de las dos ruedas, el mundo por el que Andrea vivió y luchó, será más justo, será mejor.

Muchas gracias a todos los pilotos por hacernos disfrutar con sus carreras.


Andrea, Descansa en Paz. Continua a cabalgar por las nubes, corre, levanta rueda, “stacca”. Nunca te olvidaremos.











4 comentarios:

  1. Lamento lo de tu amigo, lamento vuestra tristeza y la de la gente que lo quería... No, corrijo, que lo QUIERE, porque el amor no acaba con la muerte. Y lamento que lleves razón en las cosas que dices sobre las personas en general y el periodismo (compra-vendido, está clarísimo) en particular. Los "cambios" drásticos como la muerte, las dolencias graves, etc. suelen coincidir con el nacimiento de muchas otras cosas, en general positivas, como por ejemplo lo que dices tú, la "consapevolezza" ante cosas que, de otra manera, por incómodas o vete tú a saber por qué, ignoramos día tras día. Ánimo. La vida debe continuar.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leerte gracias a que tu padre,hermano perico en twitter me ha pasado el enlace.Comprendo perfectamente tu rabia,impotencia y tristeza por lo sucedido y porque al ser "la chica" de un motero te sobrecoge aún más...Descanse en Paz Andrea y quédate con esta humilde reflexión,por lo menos Andrea persiguió su sueño hasta el final y se "marcho" haciendo lo que más le gustaba...Un beso de tu "tio" perico.
    P.D. En cuanto a tu blog solo alabanzas y a tu actitud ante la vida y sus "altibajos" un 10 no cambies nunca y seguirás siendo feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santiago, gracias por leer mi blog. Tienes toda la razo'n del mundo con lo que se marcho' haciendo lo que ma's le gustaba.
      Un beso y una vez ma's gracias por leer, comentar y participar en mi blog :)

      Eliminar