lunes, 26 de octubre de 2015

Las recetas de Nai: Sunomono de pepino



Hola a tod@s,
Hoy os traigo una receta con un ingrediente que detesto, que odio, pero que he conseguido incorporar a mi dieta porque tiene muchos beneficios para mi organismo, y mejor introducir poco a poco cosas que no me gustan si pueden ayudarme en mi camino antes que la agresividad de la quimio.

Estoy muy orgullosa de mi y de ser capaz de comer cosas que nunca hubiera imaginado oler pocos meses atrás. El pepino me provocaba asco y de hecho cuando me hacía gazpacho nunca lo utilizaba. La madre de Alex, que ya es oficialmente mi suegra jiji, tiene un huerto propio y siempre me insistía: "prueba el pepino pruebalo", y hasta Alex decía que a él el pepino no le entusiasmaba, pero que el del huerto de su madre era muy bueno y no se repetía. Total, que poco a poco lo fui incorporando en mayor cantidad a los gazpachos que cada mediodía nos hacíamos con todos los ingredientes del huerto, hasta que llegó un momento que me dije, ostras, no está tan mal.

Fue en Doha cuando realicé por primera vez 5 días de dieta crudivegana, y servían unas ensaladas que básicamente eran pepino. Un pepino algo diferente al nuestro, más delgadito y sin pepitas. Antes, cuando normalmente daban una ensalada con pepino me lo apartaba, pero claro, si descartaba el pepino me quedaba prácticamente sin ensalada, así que me dije "Núria, te aguantas". Y todo para dentro... aunque al final me dejaba un poquito.

Bueno pues ahora en cada comida, o al menos una vez al día, me hago sunomono. Creo que el original lleva alga wakame, pero no nos pasemos jeje. La verdad es que me encanta y no parece que coma pepino. Un pepino me lo como en un día y medio o dos.

El pepino es un alimento que va bien si estáis a dieta porque la mayoría de éste es agua y tiene muy pocas calorías. Es una hortaliza que contiene mucho potasio, hierro, magnesio, calcio y vitaminas A, B, C y E. Reducen la presión arterial y la acidez y pesadez estomacal, elimina las toxinas y la grasa en exceso del cuerpo y es muy diurético. Fortalece la mucosa del intestino y nos protege de los elementos tóxicos que hay en las comidas y en el medio-ambiente. El pepino también va bien si tenéis resaca ;p .

Los pepinos reducen el riesgo de cáncer porque contienen polifenoles lignanos y cucurbitancina que según he leído ayudan a reducir algunos tipos de cánceres. Soy filóloga inglesa y no médico ni dietista xD lo siento pero hasta hace poco desconocía la existencia de estas palabras. Pero bueno, resumiendo: 
como es muy antioxidante, pues para dentro.

Ingredientes:

-Pepino
-Semillas de sésamo

Para la salsa:

-3 cucharadas de vinagre de manzana (o de arroz, lo que tengáis)
-1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
-1 cucharada de salsa Tamari (por si no la conoceís, es la salsa de soja en versión sana xD)
-1 cuchara de sirope de agave (para sustituir el azúcar)

Cortáis el pepino en lonchas finas y lo colocáis en plato. Mezcláis todos los ingredientes para hacer la salsa y lo ponéis por encima del pepino. Yo lo voy mezclando para que el pepino coja bien la salsa. Váis removiendo el pepino. Añadís las semillas de sésamo.

Espero que os guste :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario