miércoles, 22 de junio de 2016

Ya hace dos años que volvió el cáncer


Castello Montefiore
Dos años. Hace dos años volvió la pesadilla. Aún no estaba confirmado pero hace dos años me realizaba el TAC de control y esa misma tarde me llamaban del hospital para decir que tenía que repetirlo. Y eso no era normal. No voy a escribir de nuevo como fueron esos días porque lo podéis leer en esta entrada que yo misma acabo de leer titulada: De vuelta al hospital. Regresó o nunca se llegó a ir . Por suerte coincidia con el GP de Montmeló y en mi casa estuvieron Silvia, Sara, Celia y Alda para distraerme un poco. Sol no puedo venir :(.

Dos años más tarde estoy aquí, más feliz que nunca.  La primera vez que me dijeron que tenía cáncer me dio una pequeña lección, pero no la gran lección de vida que me dio la reaparición. Puede sonar un poco raro pero visto desde ahora y desde todo lo que he aprendido en los últimos dos años entiendo porque posiblemente volvió a aparecer, y me enfado conmigo misma por no haber abierto los ojos cuando me lo diagnosticaron por primera vez. 

en Montserrat

En Montserrat
La primera vez te preguntas ¿Por qué a mí?.

Cuando te dicen que ha vuelto, te dices… ¿Por qué OTRA VEZ a mí?.

Pero al cabo de unos días, cuando lo había asimilado, me pregunté ¿Qué he hecho que no iba bien? ¡Tengo que cambiar si quiero que algo cambie!

Con Tamara, Glenn y Alex en Cal Dàlmates

No tengo duda alguna que  he mejorado, he madurado y sé exactamente lo que necesito en cada momento. Soy mejor persona, he abierto nuevos caminos que desconocía totalmente y que para mí ahora son intocables. Ay…si lo hubiera descubierto antes. Quizás, si lo hubiera descubierto antes me hubiera ahorrado bastantes momentos duros pero no puedo volver atrás y lo único que puedo hacer es compartirlo con vosotros y a través de este blog hacerlo llegar al mayor número de personas posible, para que podáis descubrir lo que a mí nadie me explicó, hasta que tal día como hoy, hace dos años, el viernes 13 de junio del 2014, en la tienda del hospital vi un libro titulado Mis Recetas Anticáncer, de Odile Fernández. Y como si algo dentro de mí ya conocía lo que iba a pasar en los días siguientes, le dije a Alex, mira que interesante, salga como salga este TAC me lo voy a leer, lo he ojeado y me inspira. 

Aunque al principio, cuando lo empecé a leer – justo el día que empezaba la primera quimio, que si no me equivoco fue como el 29 de junio de 2014- pensaba que ya era tarde para el cambio, el día que lo comencé a leer, cambié radicalmente. Nunca perdí la esperanza. Casi siempre hablan de prevenir pero nunca de qué hacer cuando ya está por ahí. Pero luego vas leyendo casos de personas que realizando los consejos que hay en el libro mejoraron mucho, e incluso se lograron curar. 

Buscando nuestro autobús jejje todo eso cogió dentro de un fiat 600 jiji


Seguí todos los consejos, dejé la carne (no me gustaba, por cierto, pero claro….LAS PROTEINIAS! LA ANEMIA! Uy….), la leche (en realidad hacía ya más de medio año que no tomaba leche porque me lo había recomendado la nutricionista del hospital), los productos refinados y sobre todo el azúcar (por azúcar entiendo a cualquier producto que lleve azúcar añadido, de manera no natural – el 90%??) Recuerdo haber abierto una cocacola, sí… desgraciadamente era adicta a la cocacola, una o dos al día…esa cocacola la abrí, y así se quedó, abierta y llena, en mi escritorio, durante mucho tiempo, como símbolo de que yo era fuerte y podía resistir a la tentación. Lo más duro para mí fue dejar el queso, porque me encantaba. En ocasiones, tomo un trocito de queso si no hay nada más, y si os digo la verdad pienso no es para tanto. Luego me encuentro mal, así que se me quitan las ansias de comerlo.

Cuando te quitan el colon, te dicen que debes hacer una dieta astringente de por vida: arroz blanco, pasta blanca, pollo… Imaginaros a mí, comiendo eso todos los días. Y pasta en mucha cantidad durante los meses después de la operación, para conseguir engordarme. Error.  Después de unos meses estaba harta. Veía a Alex y mis padres comer ensaladas y se me caía la baba ( en plan Bongo y Kiro xD) no es que fuera una amante de las verduras pero las ensaladas, el carpaccio de tomate…me encantaban. Eso sí, podía comer zanahoria y calabacín hervidos. Pero el placer de comer una ensalada… . En fin...Nada crudo…y ahora como casi todo crudo. 

Mis nenes <3

No puedo saber, y nunca sabré, si hubiera conocido el libro de Odile antes hubiera cambiado algo en la evolución de la enfermedad. Yo creo que sí pero eso nunca lo voy a saber. Solo digo que hubiera agradecido que alguien me lo hubiera contado y es por esto que ahora insisto tanto a la gente para que sea consciente de lo que come y de cómo puede afectar la alimentación a su salud.. Muchos se deben pensar que estoy loca…de hecho la primera vez que tuve cáncer me dieron unas fotocopias sobre la dieta Budwig y en cuanto tuve tiempo, después de la operación, lo leí. Hablaba, por ejemplo, de eliminar la pasta blanca…y yo, inútil de mí, pensé que en Italia todos los días comen pasta blanca y no conocía a ningún italiano con cáncer. Hablaba de más cosas que no se deberían comer, y dije…pero si lo venden no puede ser malo, no nos pueden vender cosas que nos puedan dañar la salud…pero al parecer, desgraciadamente, es verdad. Y seguramente eso es lo que pasa por vuestras cabezas cuando yo os cuento sobre mi alimentación.

Son muchos los cambios que he hecho, dieta casi crudivegana y siempre que sea posible ecológica, fuera alimentos procesados, azúcar y sal, yoga, meditación, visualizaciones…no sé cuál puede ser el más importante pero soy más de la idea que todo suma. La dieta es lo que más noté, digestiones más fáciles, mucha más energía, más ganas de hacer cosas, diversión al cocinar y crear cosas que no paran de sorprender de lo deliciosas que están, menos sueño, más activa…en realidad más ganas de vivir. No depender de la explotación de los animales, además, te limpia la consciencia. Pero también las meditaciones y el yoga ayudan a calmarte y bajar las revoluciones, porque vamos demasiados revolucionados por este mundo olvidándonos de nosotros mismos, haciendo las cosas por los demás y no por nosotros, y las enfermedades, leves o graves y las molestias, son un aviso de que tenemos que poner más atención en nosotros. 

Creo que escribir este mismo blog también me ayuda. Me encanta poder aportar a la gente todo lo que he vivido  y leído (investigado). Empecé con el libro de Odile pero la verdad es que desde entonces no he parado. Al principio pensaba que era inútil comprar libros, o comprar cosas en general, porque claro…para que vas a comprar un libro que no sabes si vas a acabar, o para que invertir tus horas en leer un libro pudiendo hacer otras actividades, ¿no? ¡ERROR! En otro blog ya os pondré los libros que me he leído y que creo que os pueden resultar interesantes. Leo mucho, más que nunca, devoro libros, ellos ayudan a sanarme, también. Me siento satisfecha cuando veo que no paro de aprender cosas para mejorar mi salud, además, son muy interesantes. 


Sobre el blog, sé que estoy ayudando a mucha gente y eso me encanta : ) comentarios, correos electrónicos, y ya en dos ocasiones me he encontrado “en carne y hueso” con lectores que habían pasado o están pasando por algo similar a lo mío. Los primeros fueron una pareja en el restaurante “Vita Viridis”, el día de Sant Jordi. Luego, una mujer que me escribió y le recomendé que fuera a hacer hipnosis con Ramón, y allí nos conocimos. Estoy segura que le irá muy bien, a mí me cambió la vida. Por momentos como estos y por todos los comentarios vale la pena escribir e invertir mis horas escribiendo mi experiencia. 

Con Sara en el box antes de la parrilla de SBK <3

Y bueno, aquí os dejo por hoy. Tengo unas cuantas recetas para compartir con vosotros. Por cierto empecé a leerme el Estudio de China y quiero terminar el blog de hoy con esta citación:

“Colin cuestiona seriamente el sistema y, aunque las evidencias científicas están de su parte, ir en contra corriente nunca ha sido ni será fácil. Lo sé de buena fe porque un grupo de ganaderos decidió demandarnos a Oprah Winfrey y a mí después de que ella manifestara su intención de dejar de comer carne.” Prefacio de Howard Lyman.
Mi opinión: La gente no entiende que se puede vivir perfectamente sin carne, que viviríamos en un mundo mucho mejor, y que dejar de comer carne no afecta para nada a la salud. Desde que dejé de comer carne, ya lo he dicho muchas veces, no he vuelto NUNCA MÁS a tener anemía, y eso que he sido anémica desde la primera analítica que me hicieron. Parece que si no comes carne, no comes.

“Si eres como la mayoría de los norteamericanos de hoy en día, estás rodeado de cadenas de restaurantes que sirven comida rápida y bombardeado por anuncios de comida basura. Seguramente, también  ves otros anuncios de programas para perder peso que afirman que puedes comer lo que quieras, no hacer ningún tipo de ejercicio y , aun así, adelgazar. Es más fácil encontrar una chocolatina Snickers, un Big Mac o una Coca-Cola que una manzana. Y tus hijos comen en la cafetería del colegio, donde la idea que se tiene de las hortalizas es el kétchup de las hamburguesas.”
Mi opinión: Por desgracia la globalización también ha llegado a nuestro territorio donde antes reinaba una de las dietas más saludables en el mundo: la dieta mediterránea. Un tesoro que estamos perdiendo y ahora creemos que todavía nuestra dieta es mediterránea, pero no lo es. Vas al aeropuerto de Barcelona y es imposible encontrar algo saludable: bocadillos de harina blanca, bolsas de patatas fritas, bollería… Estás en el aeropuerto de Dubai, Abu Dhabi o Doha y te encuentras con productos sanos y ecológicos, hummus, tabbouleh, batidos, zumos naturales hechos al momento…Algo no va bien… 

Y el mejor trozo:
“El hecho ineludible es que determinadas personas están amasando fortunas vendiendo alimentos que no son saludables. Quieren que sigas consumiendo los alimentos que venden, a pesar de que al hacerlo engordas, consumes tu vitalidad, acortas y degradas tu vida. Dichas personas desean que seas obediente, ignorante y sumiso. No quieren que te informes, que seas activo y apasionado y, además, están absolutamente dispuestas a invertir miles de millones de dólares al año para conseguir sus objetivos.”

Mi opinión: Es triste sentirse como un bicho raro, cuando pides lo que lleva algún plato, si tienen pan integral, si lleva harina refinada, si lleva algo de lácteos…te miran como si estuvieras loca, a veces se rien de ti. Si pides tanta información es porque quizás sea importante para la salud, ¿no? Por suerte he pasado a ser activa y apasionada y he llenado de vitalidad mi vida, con alimentos vivos. 


En el Opera, Glenn  y Alex bailando
 
Tamara y Alex
Con Tamara, Alex y Sol
Aquí también con Cochi
 
Con Sol en Castello di Montefiore
 
Pitwalk en Misano


Sol haciendo fotos para Paddockworld, y Bacalao haciendonos fotos xD
 
Con Cochi

La moto dalmata :)

Con Bacalao y Sol esperando a Baldo

Con Baldo en la parrilla
En el box antes de la Superpole1
Moto Dálmata, parte Bongo <3

 


Moto Dálmata, parte Kiro <3


  


En el box durante los entrenamientos libres de Alex
 

  

  



Alex preparando la moto dálmata <3

Muchas gracias por leerme a tod@s <3
Besos,
Nai


 

11 comentarios:

  1. T'agraïm tant i tant que ens contes "les teues coses", Núria... Aprenem de qui tant ens ensenya. I ens alegrem amb tu i per tu. Una abraçada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir, aprendo muchísimo de ti cada día y me ayudas mucho con tus consejos... Eres especial, vives la vida intensamente, pones pasión en todo lo que haces y disfrutas de cada momento. Gracias por enseñarme el camino y llenarlo de esperanza... Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaa! Muchas gracias por tus palabras! Y muchas gracias por leerme. Deseo que todo te vaya muy bien, siento no poderme dirigir a ti con nombre :(

      Besos

      Nai

      Eliminar
  3. A mi tampoco me gustaba la carne y muy poco sus derivados, por eso no me costo nada dejarla, bueno, me costo muchas discusiones. De eso ya hace casi 50 anyos. La comia obliigada por mis padres que creian erroneamente que era lo mejor para mi. Por eso, decidimos que no obligariamos a comer a nuestros hijos,nada que rechazaran.Jonathan no la probo hasta casi los tres anyos y le gusto y me la pedia y nosotros se la dabamos, siempre procurando que fueran carnes blancas. Marta empezo antes a ciomerla porque como su hermano la comia ella tambien queria.
    Por eso, NURIA, tu sigue como hasta ecuchando a tu cuerpo y dandole lo que necesita

    Somos lo que comemos,pero lo que comemos,nos puede ayudar en ser mucho mas de lo que somos

    T estimo nuria

    La Tieta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies tieta per les teves boniques paraules i l'experiencia que em dones. Doncs que els iaios (en pau descansin i ens ajudin desde allà on siguin) es normal que pensesin això de la carn, pero segur que en menjaven molta menys. Jo no els recordo com a gran menjadors de carn, el iaio farigola y sopes d'all, la iaia llet amb eco i galetes maria jeje, pero a la seva època no disposavem de l'informació que tenim ara, ara hi ha molts llibres i articles fiables a internet que demostren que les proteines animals fan mal, sense anar més lluny, ahir llegía un experiment que va fer l'autor del llibre que vaig llegir i que podria explicar a la pròxima entrada!

      Molt bona elecció la de deixar escollir als fills, jo si tingués, no els deixaría menjar carn, és un error prohibir pero per a mi seria imposible agafarla del super.

      Sóc radical radical!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu blog! Es muy vivo, muy latente, muy emocionante...
    Y das una importante información a la gente, porque desgraciadamente están muy desinformados con respecto al mundo de la alimentación, o mejor dicho muy engañados...
    Haces una buena labor dando a conocer tus experiencias porque gracias a ti la vida de muchas personas cambiará de manera bastante positiva.
    Un gran abrazo guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísiams gracias Ros4, gracias por leerme, si, desgraciadamente vivimos muy engañados, espero que este blog pueda ayudar a mucha gente, sobre todo quiero dar energía positiva y concienciar a la gente de la importancia de lo que comemos. Muchos besos!

      Eliminar