martes, 5 de julio de 2016

Las recetas de Nai: Redondo de seitán relleno





Al mediodía hemos preparado este delicioso plato para comer. Durante la temporada de guisantes Alex me había preparado un estofado de seitán (tengo que compartir la receta, lo sé). No quiero abusar mucho del seitán por el tema del gluten pero una o dos veces al mes lo solemos comer, sin abusar. De momento aún no he preparado nunca un seitán casero y este lo compré  de la marca Vegetalia y eran 700gr.  Por cierto, no lo hicimos al horno, preferimos hacerlo a la cazuela. Ya sabéis que si no os gustan algunos de los ingredientes podéis sustituirlos, así como las cantidades que utilizo (abuso mucho de la cúrcuma y la pimienta negra y casi nunca utilizo sal).


Ingredientes

  • Una barra de seitán (yo utilicé el de Vegetalia 700gr., para 4 personas)

Hilo para atar el redondo (no es un ingrediente pero no sabía dónde ponerlo...)

Para el relleno:

  • 300gr de champiñones (u otras setas)
  • Media berenjena
  • Media cebolla
  • Piñones y nueces al gusto
  • Un puñado de pasas
  • Cúrcuma y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la salsa:

  • Media cebolla
  • 3 patatas
  • Salsa de tomate crudo (la cantidad que queráis)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un cuarto de vaso de agua
  • Una taza de caldo vegetal (si no tenéis, agua)


Primero preparamos el relleno. Cortamos la cebolla, los champiñones y la berenjena (sin piel). 



En una sartén vertemos aceite de oliva y cuando esté caliente pochamos la cebolla. Después hacemos lo mismo con los frutos secos y las pasas. 


Cuando la cebolla empiece a dorarse, añadimos los champiñones y la berenjena. Mezcla. Cuando estén casi hechos espolvorea cúrcuma y pimienta, y si queréis, sal (rosa del Himalaya, mejor xD ). Cuando esté hecho, reserva. 



Mientras se hace el relleno, puedes ir preparando las patatas. Trocéalas como te apetezcan, pero que no sean demasiado pequeñas. En una sartén vierte un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente, pon las patatas y  después añade el tomate y agua, a fuego lento. 




Vamos a la parte más difícil, que como siempre se la he dejado a Alex xD. El objetivo de este paso es convertir el cilindro de seitán en algo llano para después poderlo enrollar, pero yo desconozco como se llama este proceso así que…coge el seitán y con un cuchillo afilado lo vas abriendo, cortando en forma de espiral. No debes dar muchas vueltas. Poco a poco vas girando, no lo hagas muy delgado porque se puede romper. 



Una vez abierto, coge el relleno y lo colocas sobre la lámina de seitán, poco a poco lo enrollas y añades más relleno donde sea necesario. Es un proceso lento y requiere su paciencia, no te desesperes. Coge un hilo y…átalo como puedas xD. 




Acuérdate de ir controlando las patatas, a las que puedes ir añadiendo el caldo de verduras. Coloca el redondo de seitán a la cazuela. Ves removiendo las patatas y el tomate y de vez en cuando gira el seitán para que vaya cogiendo el gusto de la salsa, no demasiadas veces para evitar liarla.



 Las patatas tardan bastante en hacerse así que hemos decidido retirar el seitán primero y dejar que continuaran cociendo. Cuando las patatas están listas, apagar el fuego.

Cortar el redondo también ha sido complicado, pero bueno. Aunque el aspecto no es del todo perfecto, estaba riquísimo, os lo aseguro, el seitán absorbe el gusto del relleno y también de la salsa de tomate y del caldo de verduras… ¡delicioso! Podéis hacer esta receta en ocasiones especiales :)
Espero que os guste

Por cierto, me ha sobrado un poco de relleno, lo he puesto en el "un, dos, tres" junto a un poco de leche de avena y ha quedado tipo paté, muy bueno, podéis acompañar los trozos de redondo con esta salsita, o simplemente utilizarlo para untar.  



Nai <3

2 comentarios: